La Restauración de San Felipe Neri S. XVII Guissona-La Segarra-Lleida

La restauración del espacio de San Felipe Neri del S. XVII – Guissona. Uno de los espacios olvidados en Guissona y que muy pocos lugareños conocen es San Felipe Neri, situado en la parte posterior de la iglesia de Guissona y tocando en la calle del Olmo, donde siempre podíamos observar una puerta de reja y un gran herbazal al última lleno de escombros en algunos casos. San Felipe Neri consta de una planta más o menos rectangular separada por la fachada de lo que era la antigua capilla, donde hoy todavía se puede leer en 1664.

Actualmente sólo se conservamos las cuatro paredes y la puerta principal con el rosetón circular. El espacio entrando por la banda izquierda está rodeado por una fosa de casi 1,80 m de profundidad que sirve para hacer el drenaje hidráulico de la iglesia principal actual de la Colegiata de Santa María de Guissona y, al fondo encontramos una puerta oscura y que actualmente quedará iluminada y, que dicha puerta en un futuro no muy lejano nos llevará a la antigua necrópolis romana del siglo IV dC, es decir, el primer cementerio romano de Iesso de la época cristiana. Por tanto, nos encontramos en un espacio idílico, San Felipe Neri es la puerta de entrada de muchos secretos de la Guissona antigua.

San Felipe Neri antiguamente estaba contextualizado al lado de la antigua iglesia románica de Guissona y según el libro de la * Historia de Guissona, de Eduard Camps y del Hermano Juan Santaeulària se construyó esta capilla sobre un antiguo huerto de los canónigos, además , de un antiguo cementerio. El año 1.663 los dos canónigos del capítulo de Guissona, hermanos reverendos Juan y Ignacio Pérez, quisimos difundir la devoción a San Felipe Neri y obtuvieron el permiso del Obispo de Urgell para comenzar las obras. Y hay constancia de que la primera misa se celebró el día 7 de junio de 1668. En el proceso de restauración actual, las obras de restauración han sido adjudicadas a Ramon Pampalona por parte del ayuntamiento de Guissona por un importe de 50.000 € + IVA y han consistido en empedrar el suelo con adoquines estilo óxido, restauración y consolidación de antigua fachada norte con balcones, además de la pared de poniente, la fachada de la antigua capilla y otros espacios que se han rellenado y que estaban a punto de caer, se han conservado la base de los balcones y se han resaltado algunas ventanas y portalones antiguas, se ha instalado protección de superficie de corten a lo largo de los 28 m de fosa, barandilla y ajardinamiento general de interior y exterior, además del sofisticado alumbrado del espacio, y además, se ha habilitado la entrada con acceso para minusválidos.

Entre otros detalles se ha instalado bancos de piedras reutilizadas de la restauración y, otra gran pieza de piedra en forma dintel que hará funciones de banco extraída del espacio de las antiguas piscinas que tenían los Hermanos Maristas en Guissona . La restauración actual de San Felipe Neri ha sido gracias al mecenazgo a un señor hijo y nieto de guissonencs, que con su aportación económica al Ayuntamiento de Guissona ha podido ejecutar estas obras con el visto bueno de la iglesia de Guissona, y añadir que el Ayuntamiento ha colaborando económicamente en el proyecto del alumbrado del espacio y ajardinamiento interior.

De este señor hay que explicar claramente que ha querido dedicar este espacio de San Felipe Neri en homenaje a mosén Joan Mas y Ardiaca que ejerció de rector de Guissona de 1989 al año 2005, en agradecimiento a su labor pastoral, de así una placa lo recordará en el día de su inauguración, que tendrá lugar el próximo día 9 de septiembre de 2011 a la 1 de la tarde, a cargo del Obispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, mundos. Joan-Enric Vives.

San Felipe Neri pasará a ser pues un espacio público más por el centro histórico de Guissona, y que abrirá cada día sus puertas y las cerrará la noche, lo que gestionará y velará voluntariamente M. Jaume Solé, vecino jubilado de la calle del Olmo. En definitiva un espacio que invita a estar allí un buen rato, leyendo un libro a la sombra, o simplemente charlando con los amigos de una tarde de verano.

Esperando pues que todos los vecinos y ciudadanas disfrutéis de lo más y el respete como si fuera su casa. Miquel Parramon Campos Coordinador de la restauración de San Felipe Neri Villa de Guissona, Agosto, 2011 (*) Más información sobre la capilla de San Felipe Neri de Guissona, página 196 del libro de la Historia de Guissona, de Eduard Camps y Cava y Joan Santaeulària Pujol.

Top Image By Isidre blanc (Own work) [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 6 =